Background Image
Background Image

En nuestro país son varias las razones que influyen en la decisión de una persona para asistir a una cita médica o dejarla pasar. Esa última vez que acudiste a un centro público de salud… ¿cuántas horas esperaste para ser atendido? ¿Cuánto invertiste en transportarte a esa clínica? ¿La atención médica fue de calidad?

En estos casos, a quien bien le va espera unas cuantas horas para ser atendido, posiblemente con infraestructura y equipo limitado, y recursos humanos insuficientes.

Estas situaciones, junto a muchos otros fundamentos, significan un reto para satisfacer la costosa demanda de salud pública actual, sobre todo con las principales enfermedades que causan más muertes a nivel nacional, como las cardiovasculares y la diabetes. Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en 2012, estas enfermedades son la causa del 11.5 por ciento de consultas en centros de salud, con una tendencia a triplicarse hacia 2030.

Y justo para estas enfermedades se destina la mayor parte del presupuesto para tratamientos, muchas veces insuficientes. Las personas que las padecen viven muchos años con una calidad de vida baja, dependientes de medicamentos.

La dinámica en las instituciones públicas de salud hace que los usuarios deban esperar en la antesala hasta que la enfermera tome sus signos vitales para luego agendar la cita con el médico general, ¿puedes imaginarte midiendo tu propio peso, estatura, presión arterial, temperatura y perímetro de tu cuerpo, sin previa cita, tal vez desde tu hogar u oficina, y que los datos queden en tu expediente clínico?

Tomando en cuenta los factores sociales de un paciente, que tal vez invierte un día de trabajo, que ve sus ingresos mermados y que necesite tomar varias rutas de transporte público, como conclusión un “No voy a la cita médica” hace muy complicado acudir a un centro público de salud o clínica para monitorear su salud.

Ciencia y tecnología para la salud pública
Ante este escenario, investigadores del CICESE, quienes conforman el Grupo de Investigación Avanzada en Redes de Telecomunicaciones y Sistemas (ARTS) se cuestionaron: ¿cómo podemos hacer un sistema que permita a la población hacer un auto-monitoreo de su estado de salud?

Y fue lo que inspiró al desarrollo del sistema interactivo a-Prevenir©, donde el usuario tiene la oportunidad de tomar sus propios signos vitales, obtener sus mediciones de manera sencilla, generar y conservar su propio historial médico, e incluso recibirlo directamente en su teléfono inteligente a través de una app o en su correo electrónico.

“De esta manera se evitan errores y se automatiza la captura de datos. Así, las personas pueden aprovechar de mejor manera su tiempo, al igual que el personal de enfermería, quien podría dedicarse más a labores de atención de pacientes en vez de hacer trabajo que puede ser, hasta cierto punto, secretarial. Me parece que es un beneficio para todos”, comentó Salvador Villarreal, responsable del proyecto a-Prevenir©.

Se trata de un conjunto de bloques tecnológicos enfocado a obtener información de los usuarios para fomentar el monitoreo de la salud y, por lo tanto, prevenir enfermedades crónico degenerativas.

La innovación más importante está en la parte interna de a-Prevenir© ya que todos los protocolos de comunicación que utiliza pueden transmitir de forma eficiente en redes con anchos de banda bajos y enlaces inestables. Esto quiere decir que es factible utilizar este sistema interactivo incluso en lugares donde las señales de telecomunicaciones son deficientes o escasas.

Este sistema se caracteriza por…
• Permitir al paciente hacer un auto-monitoreo de su estatura, peso, temperatura, nivel de glucosa y tensión arterial, así como medir los perímetros de abdomen, cadera y brazo.
• Dar la oportunidad al usuario de decidir entre generar un historial y actualizar su expediente electrónico o hacer un monitoreo aislado.
• Entregar los resultados de manera impresa e instantánea y/o de manera digital, directamente al correo electrónico del usuario o a través de la app.
• Permitir al médico consultar en línea el expediente del usuario.

Otra ventaja de a-Prevenir© es posibilitar una videoconferencia entre usuario y médico, obteniendo de forma segura y confiable una retroalimentación sobre sus signos vitales en tiempo real.

“Fuimos tomando algunas experiencias previas de desarrollos básicos con respecto a la medición de variables fisiológicas dentro de una ambulancia y fuimos desarrollándolo hasta que se convirtió en el sistema a-Prevenir©, el cual tiene que ver con acciones preventivas y va muy de la mano con la problemática actual de salud que tenemos en el país”, manifestó Salvador Villarreal, investigador del Departamento de Electrónica y Telecomunicaciones del CICESE.

Tanto el software implementado como la plataforma tecnológica de este sistema interactivo cuentan con la protección intelectual del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y está registrado bajo derechos de autor. “Esto le da certeza a la contribución que se está haciendo con esta plataforma y también da certeza económica”, esto por el hecho de haber sido desarrollado por investigadores del CICESE, comentó Concepción Mendoza, de la Dirección de Impulso a la Innovación y el Desarrollo de este centro de investigación.

Por ser la prevención de salud una prioridad nacional, además de impactar directamente a la economía, el interés por esta plataforma ha surgido tanto en la Secretaría de Salud como en la iniciativa privada; esto potencializa el mercado de a-Prevenir©. Para una empresa, es más rentable tener esta infraestructura tecnológica, de tal manera que el empleado conozca su estado de salud en tan solo unos minutos.

Para el ARTS es necesario traspasar la frontera de los artículos científicos y tener un impacto real en la sociedad, sobre todo cuando se trata de temas en el área de telemedicina y telesalud. “El impacto más grande que puede tener (a-Prevenir©) es mostrar que en el país, a través de investigaciones que se hacen en centros públicos, se pueda cerrar el ciclo de generar conocimiento, formar recursos humanos especializados y que este proceso genere un bienestar para la sociedad”, comentó el investigador, miembro del ARTS, Dr. Alejandro Galaviz.

Plataforma instalada en Colima
Como resultado de un convenio de colaboración entre el CICESE y la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSyBS) del estado de Colima, en 2015 se instaló en el Centro de Salud No. 20 el primer “Kiosco de la Salud”, derivado de a-Prevenir©.

Colima se caracteriza por tener un gobierno interesado en el uso de las telecomunicaciones y la investigación. Esto permitió una buena comunicación para trabajar conjuntamente en una propuesta que resultó apoyada en la convocatoria del Fondo Sectorial de Innovación Secretaría de Economía CONACYT (FINNOVA) 2013-02.

El potencial del sistema a-Prevenir© se adaptó a las necesidades que presentó el Dr. Agustín Lara Esqueda, secretario de Salud y Bienestar Social del estado de Colima, lo cual derivó en un “Kiosco de la Salud” interactivo que conjuga el software desarrollado en el CICESE con el “Sistema Administrativo del Expediente Clínico de Colima” (SAECCOL), desarrollado por la SSyBS de aquela entidad.

Ahora, el Kiosco de la Salud y SAECCOL, constituyen un sistema completo que podría adaptarse a las necesidades específicas de los estados que quisieran adoptarlo.


Background Image

Videonota

Galería

¡a-Prevenir© se ha dicho!

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.