Background Image
Background Image

– Ante la realización de conductas delictivas por medio de una computadora es necesario precisar su penalización ante la ley como medio comisivo de algún delito

Una de las circunstancias que motivó el escribir el libro sobre delitos informáticos es la incertidumbre que vive el orden social al ser rebasado por la tecnología. La historia parece cobrar una prisa sin precedentes y el Derecho parece estar ajeno al fenómeno de la información digital. Esta nota toma un relieve distinto cuando apreciamos que el uso de las nuevas tecnologías engendra en sí, como toda conducta humana, la transgresión del orden social, de la seguridad jurídica y es en estos ámbitos donde las soluciones que se aporten deben ser de la misma dimensión y de la misma velocidad que las transgresiones.

¿Qué son los delitos informáticos?

De acuerdo con el autor, los delitos informáticos son una subespecie de los delitos electrónicos que tiene como denominador común el uso de la computadora para realizar actividades criminales que, en un primer momento, los países han tratado de encuadrar en figuras típicas de carácter tradicional tales como robo, fraude, falsificaciones, daños, estafa, sabotaje, entre otros. Sin embargo, debe destacarse que el uso de las computadoras ha propiciado, a su vez, la necesidad de regulación por parte del derecho para sanciona conductas

La pregunta es ¿Para qué se colocaron los delitos informáticos en el Código Penal Federal? El Dr. Nava expone que en un principio era una respuesta a las tendencias en una época donde no se tenía muy clara una línea de protección sobre la privacidad, la intimidad o la misma información de un usuario.

Las nuevas generaciones no conciben su vida sin el mundo del Internet y las redes sociales, por lo que se convierten en un sector vulnerable como potenciales víctimas de situaciones como: robo de identidad, hackeo del perfil, robo de información, infiltración a la privacidad, fraude, etcétera. Cada día, el uso de redes sociales es muy cotidiano entre miles de usuarios de todas las edades. En la actualidad, se han realizado esfuerzos para la prevención de delitos derivados del uso de estas herramientas. Pero, aún con el paso del tiempo, algunos usuarios no tienen conciencia sobre los peligros a los que están expuestos al publicar información de su vida cotidiana en sus perfiles de redes sociales.

Ante este panorama, el Dr. Nava Garcés, autor de “Delitos informáticos”, aborda el tema basándose en la premisa de que éstos se tratan de meras variaciones de otros delitos ya existentes fuera del ámbito del Internet. Por lo que sostiene que es necesaria una revisión legislativa para estar al día sobre las recientes amenazas que enfrentan los usuarios en Internet en sus diversas plataformas sociales. De este modo, si se realiza una reforma legislativa, ésta no se enfoque a la creación indeterminada de tipos penales sino de considerar la posibilidad de incluir al uso de computadoras como el medio para llevar a cabo un delito.

Es evidente que la regulación de los delitos informáticos implica una labor enorme tomando en cuenta las inumerables lagunas y ambigüedades que pueden surgir al revisar cada caso o situación; por lo que el libro se enfoca a la descripción y análisis de los diferentes contextos en los que se pueden llevar a cabo actividades ilicitas en el ámbito informático y, a su vez, proponer una solución por la vía penal.

Ante la realización de conductas delictivas por medio de una computadora es necesario precisar su penalización ante la ley como medio comisivo de algún delito. En dado caso, como variable dependiente se considera la aplicación de una sanción o agravante para el uso de las tecnologías en la perpretación de un delito.

Como señala el autor, estamos frente a un binomio cada vez más usual desde hace algunos años: la conjunción de la informática con el Derecho. Son los tiempos modernos, la inventiva del hombre y su incansable labor científica convergen en nuevas calidades de vida para el presente y para el futuro; sin embargo, en ese proceso se enlazan de manera inevitable ciertas conductas antisociales que se apoyan en los cambios tecnológicos para lesionar bienes jurídicamente tutelados.

Si bien, este libro no puede dar una respuesta a todas las vertientes en relación con el tema, sí puede fungir como guía para los interesados en las situaciones que se pueden sucitar a partir del uso de la tecnología, tanto del ámbito informático como en el jurídico.

Bibliografía
Nava Garcés, Alberto E. (2016) Delitos informáticos, 3ª edición, México: Editorial Porrúa.


Background Image

Videonota

Galería

Delitos informáticos

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.