Background Image
El Colegio de la Frontera Norte

Narcoviolencia en las regiones agroproductivas

Galería
Background Image

La región fronteriza se ha caracterizado por mantener el liderazgo nacional de un sistema-producto, donde los agricultores se concentran en no interrumpir el crecimiento de producción. En esta región, a su vez, hay constantes enfrentamientos entre cárteles de la droga y de estos con las fuerzas armadas del estado.

El 60% de la aportación que hace Tamaulipas al Producto Interno Bruto Nacional proviene del sector terciario (se dedica a la organización y la distribución de los recursos naturales y la transformación de ellos) y apenas un 3.19% es del sector primario (extracción directa de los recursos naturales). Es el estado con el mayor número de hectáreas sembradas y cosechadas en el país.

Tamaulipas es una zona estratégica para los ilícitos, pues el estado tiene costa y frontera, a lo que se suman sus vías de comunicación, la red carretera y la forma y tamaño del territorio que facilitan el tráfico de drogas, armas y personas; actividades desarrolladas a la par de la agricultura y la maquila y que, a su vez, han crecido a la sombra del narcotráfico (Correa Cabrera, 2013:139).

¿Actividades agroproductivas y narcoviolencia juntas? Se puede desarrollar una solidaridad entre el productor y los integrantes de los cárteles, lo que se relaciona, justamente, con esa histórica y cotidiana interacción entre actividades económicas lícitas e ilícitas.

Para la región de Apatzingán, Michoacán, en algunos casos, los agricultores se han sumado al cultivo de la marihuana, en otros, han optado por el enfrentamiento directo con los cárteles, el caso de las llamadas autodefensas.

La interacción histórica con el comercio ilícito contribuye a que los productores hayan aprendido a vivir y convivir con personas dedicadas a actividades delictivas, lo que se ha producido en códigos no dichos que tienen como eje rector la no interferencia en las actividades.

El desplazamiento forzado y el silencio absoluto ante las actividades de quienes siembran droga e instalan/operan los narcolaboratorios es lo que genera una solidaridad forzada y un silencio violento, como lo destaca Maldonado Aranda (2014), desde el título de su escrito.

Esta información es rescatada del artículo titulado “Primer lugar nacional en producción de sorgo y narcoviolencia. Análisis de las estrategias agroproductivas en la región fronteriza tamaulipeca.” de la Doctora Artemisa López León, Investigadora del Departamento de Administración Pública en El Colegio de la Frontera Norte.


Galería

Narcoviolencia en las regiones agroproductivas

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.