Background Image
Background Image

Con la intención de conocer más a fondo las características socio-demográficas de la población que asiste o recibe ayuda en el desayunador, El Colegio de la Frontera Norte realizó un estudio con el objetivo de identificar las necesidades y así poder definir estrategias que permitan la disminución de su problemática y la ampliación de su oferta de servicios. Es así que los resultados que a continuación se presentan se derivan de una encuesta realizada a 556 personas y estadísticamente representativa de los usuarios que asisten diariamente.

¿Quiénes son?

En primer lugar, se encontró que en promedio 998 personas hacen uso del Desayunador cada día.  La mayoría de los usuarios son hombres y cuentan en promedio con 46 años, no tienen una relación de pareja y más de la mitad hablan el idioma inglés.

En cuanto a su nivel educativo, el 58% de la población encuestada no completó su educación básica, lo que hace comprensible que la gran mayoría (88%) haya dedicado su vida laboral a empleos poco calificados (tales como albañilería, pintura, campo, etc.). No obstante, la situación en la que hoy en día se encuentran los ha llevado a asumir labores sumamente precarias e informales, tales como el ambulantaje y lavar carros (50%); cabe decir que el 26% no tiene empleo.

El desayunador atiende a dos tipos de población residente en Tijuana: la primera son aquellas personas que residen de manera fija en diversas colonias de la ciudad, la segunda, un 54%, no cuentan con una vivienda y residen en albergues, en la zona del bordo o en otras partes de la ciudad.

Los deportados

Por otro lado, el 85% de la población atendida por el Desayunador ha cruzado a Estados Unidos, sobre todo para radicar en California (86%), siendo 17 años el promedio de vida en aquél país. Mientras que el 17% regresó a México bajo su propia voluntad, el 83% fue deportado por las autoridades migratorias estadounidenses: el 26% fue deportado luego de un juicio y el 57% mediante la modalidad de salida voluntaria. Cabe decir que el 57% fueron deportados entre el año 2010 y el 2014.

Asimismo, la mitad de las personas encuestadas han sido detenidas por la Policía Municipal en al menos una ocasión en las últimas dos semanas. Como razón de detención señalan faltas tales como “su vestimenta” (14%), andar “sin documentos de identificación” (28%) y “deambular” (48%), entre otras. Ello señala una condición de vulnerabilidad a sus derechos humanos y un obstáculo para su integración laboral y social.

¿Cómo están?

Se encontró  presencia de alguna enfermedad física en 41% de las personas mayores de 60 años y en 20% de los menores de 60; sólo una tercera parte de ambos grupos dijo estar recibiendo algún tratamiento. Dentro de las condiciones de salud más reportadas por ambos grupos de edad, se encuentran la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto, así como problemas respiratorios y artritis en los adultos mayores.

Respecto a la salud mental, la encuesta arrojó que dos terceras partes de los usuarios menores de 60 años reportan síntomas de depresión y ansiedad, condición que se observó en la mitad de los mayores de 60 años. A pesar del elevado porcentaje de personas que padecen estos síntomas, sólo el 4% y 12% respectivamente reciben tratamiento.

El Desayunador

El 60% expresó que asiste todos los días al Desayunador; además, el 33% señaló llevar entre uno y cinco años visitando esta institución, mientras que el 17% lleva entre seis meses y un año y el 16% lleva menos de un mes. Como motivos para utilizar sus servicios, el 52% declaró que acude porque no tiene trabajo; de la misma manera, el 35% expresó que no le alcanza con lo que gana.

Entre la oferta de servicios, destacan el de corte de cabello, uso de regadera, acceso a donaciones de ropa y calzado, servicios médicos y llamadas telefónicas. Sin embargo, los usuarios manifestaron que les gustaría contar con una bolsa de trabajo y talleres de capacitación.

Los resultados de este estudio permiten observar la pertinencia de la labor del Desayunador Salesiano Padre Chava.  Ante esta situación, se vuelve pertinente hacer un llamado a las instituciones gubernamentales que así correspondan a sumarse a los esfuerzos del Desayunador y colaborar de manera conjunta en el establecimiento de programas para la capacitación e inserción laboral, apoyo en alimentación por bajos ingresos y desempleo, atención a la salud física, emocional y sexual-reproductiva; y ampliación de los servicios de albergue a deportados y migrantes en tránsito en la ciudad.

 

Responsables de la investigación:

Marie Laure Coubès; Eduardo González Fagoaga; Silvia Mejía; René Nevarez; y Laura Velasco Ortiz, El Colegio de la Frontera Norte.


Background Image

Videonota

Background Image

Audionota

Infográfico

Galería

El desayunador de los migrantes

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.

Documentos asociados