Background Image
El Colegio de la Frontera Norte

¿Está Tijuana preparada para condiciones climáticas extremas?

Audionota Infografía Galería
Background Image

Ante el crecimiento urbano que enfrenta la ciudad y las carencias económicas en su población, sumado a la falta de recursos para atender contingencias climáticas, y la incertidumbre de no poder anticipar cuándo, dónde y con qué intensidad sucederán, “la prioridad para Tijuana debe ser cómo adaptarse a las condiciones climáticas actuales y a posibles condiciones extremas en un futuro próximo”.

Lo anterior es señalado en el estudio Vulnerabilidad social a eventos hidrometeorológicos y climáticos y su estudio en Tijuana, coordinado por el Dr. Roberto Sánchez Rodríguez, profesor-investigador del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente de El Colef. El documento agrega que el crecimiento urbano, en conjunto con las condiciones del paisaje, “agudizan el riesgo de desastres y un cúmulo de consecuencias sociales, económicas y ambientales negativas para la mayor parte de su población” y “la precipitación diaria arriba de la media puede agravar el riesgo de deslaves en la ciudad”, aunado a ello, el municipio se enfrenta a un problema de suministro de agua que depende principalmente del acueducto del Río Colorado.

La investigación añade que no ha habido muchos avances en la prevención del riesgo asociado a desastres climáticos, tan solo en 1993 se amplió el drenaje pluvial en diversos puntos debido a las inundaciones, sin embargo “ese sistema está incompleto y deja una parte significativa de la urbanización reciente sin este servicio”. Además “no existe una evaluación de la capacidad del sistema actual para responder a las necesidades actuales y futuras de la ciudad”. Se prevé “un incremento de la temperatura asociado al cambio climático” y continuación de la sequía en las próximas décadas, con posibilidad de lluvias torrenciales que incrementan el riesgo de inundación. El resultado de ese análisis es que Tijuana puede enfrentar condiciones climáticas más extremas bajo esos escenarios.

El proyecto estudia tres tipos de impactos climáticos que afectan a la ciudad: inundaciones, deslaves y la falta de agua potable asociado a las condiciones de sequía en la región; para cada impacto se analizó la vulnerabilidad social en Tijuana que contempla la exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa, con datos sobre lluvias y desastres desde 1950. Asimismo se analizaron las subcuencas, pendientes, drenes a cielo abierto y se identificó a la población en zona de riesgo, los recursos con los que cuenta para sobreponerse a daños, y se aplicó una encuesta de mil hogares, a partir de lo cual se determinó que hay baja capacidad de respuesta ante contingencias ambientales.

Los resultados del estudio de la vulnerabilidad social que realiza este proyecto “ayudan a prevenir el riesgo de desastres climáticos, incidir en la toma de decisiones de inversión para mejorar el proceso de urbanización y a construir una sociedad informada”, coadyuvando en la elaboración de una estrategia de adaptación, concluye la investigación.



Background Image

Audionota

Infográfico

Galería

¿Está Tijuana preparada para condiciones climáticas extremas?

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.