Background Image
Background Image

El objetivo del proyecto “Campaña intensiva de exploración geotérmica de las cuencas Wagner, Consag, Delfín, Guaymas y Alarcón del sistema de rifts del Golfo de California” es muy claro y ambicioso: explorar intensivamente zonas selectas de este golfo interior mexicano para determinar su probable potencial geotérmico. Ambicioso y también innovador porque, para lograrlo, había que utilizar en el mar (en varios casos por primera vez), prácticamente todos los métodos de exploración geofísica conocidos y usados en tierra. Sólo así se podría tener el panorama completo tanto de la distribución de flujos de calor como de los gradientes térmicos en algunas zonas de interés del golfo.

Y a dos años de plantear este objetivo, los resultados confirman que los valores de flujo de calor en la cuenca de Wagner, en el Alto Golfo de California, son extremadamente altos, con mediciones que llegan a superar los 1000 miliwatts por metro cuadrado (mW m2) –el valor promedio de flujo de calor en la corteza oceánica es de 105–, lo que la convierte en un prospecto de interés para una posible explotación geotérmica.

Como parte del Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CEMIE-Geo), el proyecto “Campaña intensiva de exploración geotérmica de las cuencas Wagner, Consag, Delfín, Guaymas y Alarcón del sistema de rifts del Golfo de California” comenzó en 2015 bajo la responsabilidad del Dr. Antonio González Fernández, investigador del Departamento de Geología del CICESE.
La valoración del estado térmico de la península de Baja California y en especial el Golfo de California es un problema de importancia estratégica para México, ya que son áreas con anomalías geotérmicas importantes producidas por el adelgazamiento de la corteza continental que, a su vez, tiene su origen en los procesos de apertura que suceden en el golfo.
Este proyecto se encuadra en una línea de investigación que el CEMIE-Geo llama “Desarrollo e innovación de técnicas de exploración”, y se enfoca principalmente a tres zonas geográficas: al norte, donde el sistema rift del Golfo de California se conecta con el sistema de fallas transformes de San Andrés. En esta zona (la cuenca Wagner) se reproduce el marco tectónico de Cerro Prieto (la cuarta planta de energía geotérmica a nivel mundial), por lo que es lógico que compartan el mismo potencial geotérmico, según explicó Antonio González.

Las otras dos áreas de interés son la parte media y sur del golfo. Una frente a Santa Rosalía, a media península; una zona de volcanes submarinos cercana a la costa pero con mayor profundidad que el Alto Golfo, y que tiene al lado a Tres Vírgenes, otro campo de explotación geotérmica. La otra, la del sur, se ubica casi en la boca del golfo; una zona con mayor profundidad que representa más bien un interés científico.

Los tres cruceros que han podido realizar los han hecho a bordo del buque oceanográfico Alpha Helix, propiedad del CICESE. En ellos han participado personal académico de este centro de investigación y del Instituto Oceanográfico Scripps, de la Universidad de California en San Diego. El planteamiento general es adquirir datos de flujo de calor, método magnetotelúrico (MT) y electromagnético con fuente controlada (CSEM), sísmica de reflexión y refracción, magnetometría, batimetría monohaz y multihaz, hidrogeoquímica y tomas de sedimentos y rocas volcánicas del fondo marino con draga y nucleador. Adicionalmente, se hará un estudio en tierra de sismicidad y se tomarán muestras de agua en manantiales costeros.

De hacerlo en tierra firme, no tendría nada de extraordinario utilizar estas técnicas que permiten detectar calor y agua subterránea. Pero hacerlo bajo el agua de mar, en zonas donde las profundidades pueden llegar a varios cientos de metros, es muy diferente. Además, según explicó Antonio González, se tiene que conocer no solamente dónde hay calor y agua, sino la estructura geológica que contiene estos elementos para entender a detalle lo que ocurre en diferentes zonas.

Los estudios de flujo de calor están a cargo de los doctores Juan Contreras y Raquel Negrete, investigadores del CICESE, y los primeros resultados de las mediciones que hicieron en la cuenca de Wagner están por ser publicados en la revista Earth and Planetary Science Letters. El artículo tiene como primer autor a Florian Neumann (estudiante de doctorado del CICESE), y participan también como coautores Raquel Negrete, Robert Harris, Juan Contreras, John Sclater y Antonio González. Se titula “Systematic Heat Flow Measurements Across the Wagner Basin, Northern Gulf of California”, y en él se reportan los valores precisos de flujos de calor (considerando variaciones de temperatura en el agua de fondo, los procesos de sedimentación y el flujo de fluidos) encontrados en un transecto de 40 kilómetros de longitud con espaciamiento de aproximadamente un kilómetro entre cada estación.

El perfil se dividió en tres secciones: al oeste, al centro y al este del trayecto, y se obtuvo la media en cada sección. Los resultados indican que la parte central del perfil es donde se presentan los valores más bajos: 99 mW m2. Al oeste la media sube a 220, y en la parte oriental llega a 419 mW m2.
El valor promedio de flujo de calor en la corteza oceánica es de 105 mW m2, por lo que se considera que los resultados encontrados en Wagner, sobre todo en la parte oriental, son muy altos. Se destacan tres mediciones donde los valores superaron los 1000 mW m2 (dos tuvieron más de 1500).
Considerando que la profundidad promedio de esta cuenca no supera los 250 metros, el prospecto sin duda tiene interés geotérmico. El desafío está más bien en desarrollar la tecnología que permita explotarlo comercialmente.

Juan Contreras ve esto con optimismo: “Tecnología la hay, pero no ha sido aplicada en la industria geotérmica. Toda la tecnología de perforación que se cuenta fue desarrollada por la industria petrolera, y modificada en su tiempo por la industria de la geotermia. Hoy estamos en una situación similar”.
Pero precisamente de eso se trata el CEMIE-Geo, donde tres de sus objetivos van en esa dirección: 1) Fortalecer las capacidades en materia de energía geotérmica que permitan vencer las barreras tecnológicas existentes, 2) Desarrollar proyectos estratégicos que coadyuven en el conocimiento, dominio y aprovechamiento de la energía geotérmica, y 3) Promover las condiciones tecnológicas adecuadas para el desarrollo de la industria de energía geotérmica mexicana.


Background Image

Videonota

Background Image

Audionota

Galería

¿Geotermia en el Golfo de California?

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.