Background Image
Instituto de Ecología

Los hongos comestibles, fuente de antioxidantes de beneficio a la salud

Galería
Background Image

Los antioxidantes son compuestos que se consideran benéficos e indispensables para la salud. Debido a esto, se ha recomendado incluirlos en la dieta diaria mediante el consumo de alimentos que los contienen o que son suplementados con antioxidantes.

¿Qué son los radicales libres?

Técnicamente un radical libre (RL) es una molécula que tiene un par de electrones desapareados. Esta característica les da una notable inestabilidad química y una reactividad elevada. ¿Y eso que significa? ¿De qué manera perjudican nuestra salud?. En nuestro cuerpo, los RL pueden ser originados por procesos biológicos o por factores externos como la contaminación, las drogas y la radiación, entre otros. En esencia no son dañinos, ya que el cuerpo los produce durante el metabolismo celular y son necesarios para la salud. Sin embargo, su acumulación puede provocar un daño al ADN, alteraciones genéticas, modificaciones en la comunicación celular, degradación de proteínas, entre otros. Adicionalmente, los RL juegan un papel preponderante en la mortalidad, causada por diversas enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo actúan los antioxidantes en beneficio de nuestra salud?

Un antioxidante es cualquier sustancia que retrasa significativamente o evita el daño celular provocado por los radicales libres (RL). Existe una gran variedad de antioxidantes naturales, entre ellos, las vitaminas, polisacáridos, fenoles, entre otros. Éstos tienen la capacidad de remover los radicales libres que se acumulan en nuestro cuerpo, lo que les confiere un papel protector. También se encuentran otros antioxidantes de gran importancia como la vitamina E, el β-caroteno, la vitamina C, la albúmina, los flavonoides, el Selenio, el Cobre y el Zinc, entre otros.

Alimentos con antioxidantes

El consumir frutas y verduras se asocia a disminuir los riesgos de adquirir enfermedades crónicas. Los antioxidantes contenidos en estos alimentos son considerados como factores benéficos para la salud. Por ejemplo, los compuestos fenólicos tienen un potencial en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. En este sentido, se ha encontrado una correlación satisfactoria entre el contenido total de fenoles y el poder antioxidante de estos alimentos. De esta manera, a los alimentos que además de contener nutrientes promueven la salud, se les denominan “alimentos funcionales”.

Los hongos comestibles y su beneficio a la salud

En las últimas décadas los hongos comestibles han generado una gran atención como producto alimenticio con excelentes propiedades nutritivas y de beneficio a la salud humana. Esto ha sido el resultado de muchos trabajos de investigación enfocados al estudio de las propiedades de los hongos, entre ellas, sus moléculas bioactivas y sus propiedades antioxidantes.

Los hongos no solamente representan una fuente de nutrientes para los consumidores, si no también se ha demostrado científicamente muchas de sus propiedades medicinales. Por ejemplo, está documentada la actividad antimicrobiana de extractos de distintos hongos contra bacterias que causan enfermedades al humano como: Escherichia coli, Pseudomonas, Bacillus y Staphylococcus, entre otras.

Estos extractos también han presentado un buen potencial antioxidante. Además, estos compuestos bioactivos de los hongos, tienen un efecto antiinflamatorio, anticancerígeno e inmunomodulador, entre otros. Por tanto, los hongos no sólo han utilizado como alimento por sus buenas cualidades de sabor y textura, sino también por ser fuente importante de sustancias con valor medicinal. Algunas de éstas, que actúan como agentes antioxidantes se pueden mencionar los compuestos fenólicos y vitaminas, entre otros ya citados. Entre los compuestos fenólicos se encuentran: el ácido gálico, ácido cafeico, quercetina y rutina, entre otros. Así también tenemos a los flavonoides, con gran capacidad antioxidante y que desempeñan un papel esencial en la protección frente a diversas patologías como la cardiopatía isquémica, la aterosclerosis o el cáncer. Entre los flavonoides encontrados en los hongos se puede citar a la naringenina, la rutina, la morina y de los más conocidos, el resveratrol.

Existe una fuerte evidencia de que todos los compuestos con actividad antioxidante mencionados, reducen los niveles de radicales libres (RL) acumulados en nuestro cuerpo y como consecuencia, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diversas formas de cáncer, entre otras. Los hongos como el champiñón, la seta, el shiitake y el reishi, entre otros, contienen en mayor o menor cantidad estos compuestos tan importantes para la salud, por lo que su consumo en sus diversas presentaciones en el mercado, ayudará a proteger nuestras células y a retrasar los procesos de envejecimiento y de la manifestación de ciertas enfermedades. Para contacto (rigoberto.gaitan@inecol.mx).

Por: Rigoberto Gaytán Hernández

Fuente: INECOL


Galería

Los hongos comestibles, fuente de antioxidantes de beneficio a la salud

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.