Background Image
Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica

Investigación de IPICYT que detectará arsénico en agua de comunidad en Matehuala emprende acciones de remediación

Videonota Audionota Galería
Background Image
  • El IPICYT señalizó puntos de contaminación y diseñó un semáforo para que la población pueda diferenciar las fuentes de agua contaminadas y las no contaminadas.
  • En cuanto a remediación ecológica se está probando tecnología que incluye fito-remediación, surfactantes naturales e introducción de microbios para restaurar suelos contaminados.

Hace algunos años, investigadores del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), detectaron presencia de Arsénico (As) en suelos agrícolas y riesgo de exposición en la comunidad de Cerrito Blanco, perteneciente al municipio de Matehuala, ubicada en el semidesierto potosino.

La investigación de un grupo de especialistas del IPICYT liderados por Nadia Martínez Villegas, investigadora del área de Geociencias Aplicadas, encontró apoyo de instituciones como la Heriot Watt University de Reino Unido, la Royal Society y el Newton Fund; quienes en conjunto se propusieron determinar las causas de contaminación de los mantos, que en principio parecía ser efecto de la minería cercana, a fin de proponer acciones de remediación.

Los estudios, detectaron que una vieja fundición de más de 60 años en ruinas fue el motivo principal de haber liberado As en grandes cantidades, por medio de la disolución de arseniatos metálicos y de esta forma llegó a la comunidad de Cerrito Blanco a través del agua que se usa en casa, el agua de riego de los cultivos, y a través de un pequeño lago y un parque donde se realizan actividades recreativas y de esparcimiento.

La doctora Nadia Valentina Martínez Villegas indica que hasta ahora no se tienen datos de que la contaminación de arsénico haya afectado a los habitantes del lugar en su salud, aunque sí se encontró presencia del metaloide en el cabello de personas.

Indicó que años de investigación permitieron al Instituto y a las instituciones que apoyan el proyecto, proponer medidas de solución para la población de lugar, tales como la codificación de colores donde se distingue agua de calidad y agua contaminada, una guía para los agricultores para detección de cultivos contaminados y el fomento de uso de agua libre de arsénico, siendo detectadas fuentes de este recurso sin contaminación.

Explicó que en la comunidad se detectaron hasta 25 miligramos de Arsénico por litro, esto es un parámetro mucho más alto que lo que permite la normatividad mexicana y la Organización Mundial de la Salud.

La investigadora de Geociencias Aplicadas del IPICYT detalló que la investigación también ha arrojado un contacto permanente con la población de la comunidad de Cerrito Blanco, a quienes se les ha ido hablando del proceso de investigación y los resultados que se obtienen, ya que es importante por la exposición al contaminante. “Desarrollamos una iniciativa de codificación de colores para detectar agua libre de As; advertimos a las personas de su uso, promovimos con los agricultores mudar sus cultivos a suelos libres de As, quienes a través de estas medidas están incrementando su producción en suelos libres de arsénico; en cuanto a remediación ecológica se está probando tecnología que incluye fitoremediación, surfactantes naturales e introducción de microbios para restaurar los suelos contaminados”, indicó Nadia Valentina.

 

 

 

 

 

 

 


Background Image

Videonota

Background Image

Audionota

Galería

Investigación de IPICYT que detectará arsénico en agua de comunidad en Matehuala emprende acciones de remediación

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.