Background Image
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo

La importancia de lavarse las manos: mitos y realidades

Videonota Infografía Galería
Background Image

La falta de higiene en la preparación y consumo de alimentos y bebidas, además de las insuficientes medidas sanitarias en la manipulación de objetos cotidianos, son las principales causas de enfermedades gastrointestinales y respiratorias en las personas. El lavado de manos es quizá una acción que se realiza más como una costumbre que como un acto consciente de combate a los microorganismos con los que estamos en contacto y que pueden perjudicar nuestra salud.

Por ello, Alfonso García Galaz, profesor investigador de la Coordinación de Ciencias de los Alimentos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), nos explica la importancia del lavado de manos y desmitifica algunos aspectos relacionados con esta importante práctica.

¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

1.- Mojarse las manos hasta la altura de los antebrazos, aplicar el jabón y ejercer fricción entre las manos, dedos, muñecas y antebrazos.
2.- Una vez que el jabón ya hizo espuma, se colocan las manos bajo el chorro del agua, de manera que el agua corra libremente eliminando todo el jabón por efecto de barrido. Es importante secar muy bien al finalizar el enjuague para anular la humedad.
3.- Evitar tocar de nuevo una superficie que sabemos está contaminada; si estamos en un baño público, por ejemplo, el mismo papel con el que nos secamos las manos lo debemos utilizar para abrir la chapa de la puerta del baño.

¿Cuál es la forma más higiénica de manipular los alimentos desde el inicio de su preparación hasta su consumo o almacenado?

Una vez que las manos estén apropiadamente lavadas, es importante que primero se manipulen los alimentos con bajo contenido de humedad (cereales, granos y algunos vegetales) y hasta el final los alimentos con alto contenido de humedad como la carne y el queso. Si se van a picar dos alimentos diferentes, no se debe utilizar la misma tabla si no se realiza un lavado de esta entre ambos procedimientos. Esto último es muy importante, principalmente entre los alimentos con alto contenido de humedad.

Una vez que los alimentos son preparados o cocinados, es importante que si no se van a consumir inmediatamente sean enfriados en un ambiente con bajas corrientes de aire (no es recomendable enfriar los alimentos en corrientes de aire de abanicos o enfriadores) y una vez que estén fríos, almacenarlos tapados en el refrigerador.
Se debe evitar almacenar alimentos diferentes en el mismo recipiente, principalmente si están crudos.

Cuando usamos gel antibacterial para desinfectar nuestras manos, ¿qué es más recomendable, enjuagar el gel o mantenerlo hasta que seque?

Las bacterias pueden producir enfermedades en nosotros de dos formas distintas: una de ellas implica una sobrepoblación de las mismas en el interior de nuestro organismo y la otra es porque algunas bacterias son capaces de producir toxinas que excretan a su entorno o, bien, las mantienen en su interior. Cuando aplicamos un gel desinfectante las bacterias mueren y si no son removidas podemos transferirlas a los alimentos por contacto. Si son del primer tipo de bacterias que se mencionó, no hay riesgo, pero si son bacterias toxigénicas, estas toxinas pueden permanecer intactas y llegar a provocar algún problema al momento de que las consumamos. Lo más recomendable es enjuagar siempre el gel de nuestras manos.

¿A qué enfermedades nos podemos exponer si no lavamos nuestras manos después de ir al baño?

Principalmente las enfermedades diarreicas, pero en algunas ocasiones pueden ser más graves como disentería, cólera o intoxicación alimentaria.

¿Cuál es el potencial de las monedas y billetes para transmitir enfermedades?

Estos objetos son portadores de un gran número de bacterias que, inevitablemente, al entrar en contacto con la piel de las manos se impregna de ellas, por lo que el riesgo de adquirir una enfermedad es muy alto. Después de manipular dinero es muy importante lavarse las manos aunque no vayamos a consumir alimentos, ya que con las manos podemos tocar otras áreas del cuerpo como la nariz o los ojos, que pueden ser contaminados muy fácilmente.

¿Qué tan factible es contaminarse las manos con chapas y llaves de lavamanos o lavatrastos?

Al igual que en el caso anterior, estos son objetos inertes con mucha manipulación, por lo que son fuente potencial de contaminación bacteriana. De tal manera, la recomendación de lavar las manos antes de comer es una regla de oro. En baños públicos es importante que al momento de cerrar la llave lo hagamos con la misma toalla con la que nos secamos las manos para evitar re-contaminarlas.

¿Las uñas acrílicas son más propensas de contaminar los alimentos que las uñas naturales?

Las uñas acrílicas permiten que un mayor contenido de humedad se acumule en ellas en comparación con las uñas naturales; esto aumenta el riesgo de albergar y desarrollar hongos y bacterias, por tal motivo, una persona con uñas acrílicas tiene un mayor riesgo de contaminar los alimentos. Cuando nos lavamos las manos es poco común que lavemos exhaustivamente las uñas. Las personas que tienen uñas largas deben lavarlas y cepillarlas por debajo de estas, haciendo que el jabón llegue hasta esta superficie y, posteriormente, enjuagarlo con agua.

¿Se pueden contaminar las frutas y verduras por el contacto que las personas hacen al seleccionarlas antes de comprarlas?

Definitivamente sí, por lo cual es muy importante que antes de su consumo todas las frutas y verduras sean desinfectadas. Se debe tener mucho cuidado con aquellas frutas en las cuales pensamos que al retirar la cáscara eliminamos el riesgo de contaminación, ya que al momento de retirarla podemos hacer que esta toque el interior del fruto y de esta forma contaminarlo. Por lo anterior, debemos enjuagar con abundante agua limpia y consumir inmediatamente.

En la lactancia materna, ¿es importante la higiene de manos y pecho?

Mujeres y hombres adultos contamos con un sistema inmunológico bien desarrollado que nos protege contra numerosas infecciones. Para las y los recién nacidos, ese sistema puede no ser tan eficaz, por lo cual es recomendable extremar la higiene de las manos y los pechos de la madre durante la lactancia.

¿Es posible contraer una enfermedad en las manos por el contacto con alimentos contaminados?

No en lo general. Tendrían que darse condiciones muy específicas para que se diera una infección, como por ejemplo: que la persona tenga una herida abierta al momento de tocar un alimento contaminado. Lo anterior es muy poco probable, pocas personas tomarían un alimento para ingerirlo si su mano está sangrando.


Background Image

Videonota

Infográfico

Galería

La importancia de lavarse las manos: mitos y realidades

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.