Background Image
La relevancia de la propiedad intelectual y la aportación del CIQA como centro público de investigación.

La relevancia de la propiedad intelectual y la aportación del CIQA como centro público de investigación.

Galería

Herminia Soledad Cerda y Meneses

Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA)

La rápida transformación  de la economía global ha ido dejando de lado los recursos físicos y estos están siendo sustituidos por activos intelectuales, a partir de los cuales se genera la creación de riqueza en el mundo. En  el tiempo actual, el progreso y el bienestar de la humanidad se deben principalmente a la capacidad de crear e innovar. Para el sustento y la aceleración de la prosperidad, es necesario construir y estimular las iniciativas que impulsan la creatividad, para ello la propiedad intelectual (PI) juega un papel primordial. Casi no hay ninguna esfera de la vida que no haya sido afectada por ésta.

Una de las muchas formas de fortalecer la economía del conocimiento es el reconocimiento y el tratamiento del conocimiento como bien económico, para ello, las regulaciones de propiedad intelectual juegan un papel clave, ya que garantizan un mecanismo de protección y una valoración justa de la PI. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) quien es el organismo a nivel mundial para la proteción de la PI, la define  como las creaciones de la mente: inventos, obras literarias y artísticas y símbolos, nombres, imágenes y diseños.

En el contexto general, la propiedad puede clasificarse en propiedad física y propiedad intelectual, habiendo una serie de bases sobre las cuales la propiedad física puede diferenciarse de la propiedad intelectual. La propiedad física existe de manera tangible, mientras que la propiedad intelectual es de naturaleza intangible. La propiedad intelectual como se señaló, es creación de la mente humana, mientras que la propiedad física incluirá recursos físicos, como metales, materiales de construcción, entre muchos otros. La propiedad física puede estar disponible en cantidades limitadas en todo el mundo, pero no existe tal limitación en la propiedad intelectual, ya que puede crearse sin ningún fin.

La clasificación de la propiedad se presenta en la Figura 1. Según la OMPI, la propiedad intelectual, puede dividirse en dos categorías, propiedad industrial y derechos de autor. La propiedad industrial incluye patentes, marcas registradas, diseños industriales e indicaciones geográficas. En tanto que los derechos de autor se otorgan por el trabajo literario y artístico, y cubre obras como novelas, poemas, obras de teatro, películas, música, dibujos, pinturas, fotografías, esculturas y diseños arquitectónicos.

Figura 1. Clasificación de propiedad.

Fuente: Recuperado de https://books.google.com.mx/books?id=Hqd2BAAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=why+is+important+intellectual+property&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwiY0ZCg68zoAhUsgK0KHWlIAjMQ6AEIYzAH#v=onepage&q&f=false

Al enfocarnos en el trabajo que las universidades y centros de investigación hacen al respecto de la generación de PI, en 1980 hubo un hecho que ha detonado el incremento de sus participación a nivel mundial y que además la ha hecho una actividad que se ha venido convirtiendo en sistemática. Este hecho se refiere a que en los Estados Unidos se aprobó lo que se considera una legislación histórica, la Ley Bayh-Dole, que otorgó a los beneficiarios de fondos federales de I + D el derecho a licenciar sus patentes a las empresas. La principal motivación de esta legislación fue facilitar la explotación de los resultados de investigación financiados por el gobierno mediante la transferencia de la propiedad del gobierno a las universidades y otros contratistas que luego podrían otorgar la licencia de propiedad intelectual a las empresas.

A fines de la década de 1990, imitando el cambio de política de los Estados Unidos, muchos otros países de la OCDE reformaron las regulaciones de financiación de la investigación y / o las leyes de empleo para permitir que las instituciones de investigación archiven, posean y otorguen licencias a la propiedad intelectual generada con fondos gubernamentales de investigación. En México es el  10 de diciembre de 1993 que se  publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se crea el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Anteriormente la Dirección General de Desarrollo Tecnológico (DGDT), dependiente de la Secretaría de Comercio y Fomento industrial, era quien tenía encomendada una serie de actividades encaminadas a promover el desarrollo tecnológico, especialmente a través de la protección a la propiedad industrial y la regulación de la transferencia de tecnología.

Una vez que en México se reconoce la importancia de la PI creando al IMPI, éste fortalece la promoción e importancia de su quehacer y, a partir de entonces, y a diferentes velocidades, las universidades y centros de investigación empiezan a realizar esfuerzos para desarrollar capacidades para proporcionar a los investigadores y profesores el apoyo para patentar, lo que en un mediano plazo empieza a ver resultados a través de un mayor número de solicitudes de patente de las universidades y otras organizaciones públicas de investigación de sus inventos, desde inventos genéticos hasta software.

El impulso a la protección de patentes pretende que en determinado momento ayude a recaudar fondos adicionales para la investigación, además de estimular la creación de nuevas empresas. Asimismo, pretende fomentar una mayor interacción entre la investigación pública y la industria a fin de aumentar los beneficios sociales y privados del apoyo público a la I + D. El fortalecimiento general de la protección de la propiedad intelectual en todo el mundo, así como la aprobación de leyes destinadas a mejorar la transferencia de tecnología, son factores adicionales que han facilitado la expansión de las patentes en la academia en los países de la OCDE.

El Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), centro perteneciente al Sistema de Centros Públicos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), no ajeno a esta nueva tendencia y con el propósito de que la investigación que genera sea adoptada y en beneficio de la productividad de la industria, a lo largo de algunos años ha venido fortaleciendo una política que promueve la protección de la propiedad intelectual en sus dos vertientes. En este caso nos referiremos de manera puntual a la vertiente relacionada con sus derechos de propiedad industrial,  entre los cuales el Centro destaca por sus solicitudes de patente, así como por las patentes ya otorgadas de acuerdo al Ranking de Instituciones de Scimago (SIR por sus siglas en inglés).

Este Ranking SIR, es una clasificación de instituciones académicas y de investigación clasificadas por un indicador compuesto por: el rendimiento de la investigación, los resultados de innovación y el impacto social medidos por su visibilidad web. Para el caso de PI, nos referiremos a la componente de resutados de innovación, ya que es el que se relaciona de manera directa con el tema específico de las patentes.

Dentro del componente de innovación,  el SRI considera tres aspectos: impacto tecnológico, conocimiento innovador y patentes. A decir, el aspecto de impacto tecnológico se refiere al porcentaje de la producción de publicaciones científicas citado en patentes. El aspecto de conocimiento innovador hace referencia a las publicaciones científicas de una institución citadas en patentes. Finalmente, el aspecto de patentes se refiere  al número de solicitudes de patente. En este ranking de innovación,  el CIQA aparece como la institución gubernamental número uno de Latinoamérica en el 2019.

Además, como resultado de la política que el CIQA ha implementado para promover la protección de la PI, en la figura 2 se observa como de acuerdo al reporte estadístico emitido por el IMPI en 2018 éste logró posicionarse como el primer lugar en el número de solicitudes nacionales per cápita entre las universidades y centros públicos de investigación.

 

Figura 2. Solicitudes de patente de universidades y centros públicos de investigación. Producción per-cápita, 2018.

Fuente: Elaboración propia con información del IMPI e información recuperada de: https://datos.gob.mx/busca/dataset/sistema-nacional-de-investigadores

 

Referencias:

  1. https://www.scimagoir.com/index.php
  2. Pandey, Neeraj. (2014). Intellectual Property Rights. Recuperado de: https://books.google.com.mx/books?id=Hqd2BAAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=why+is+important+intellectual+property&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwiY0ZCg68zoAhUsgK0KHWlIAjMQ6AEIYzAH#v=onepage&q&f=false
  3. Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. (2018) Reporte estadístico 2018. Ciudad de México.
  4. https://www.gob.mx/impi/acciones-y-programas/conoce-el-impi-que-es-el-impi
  5. https://www.wipo.int/sme/en/documents/academic_patenting.html


Galería

La relevancia de la propiedad intelectual y la aportación del CIQA como centro público de investigación.

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.