Background Image
Background Image

Las redes sociales revolucionaron la comunicación entre los individuos. Los menores no están exentos del uso de estas nuevas formas de comunicación, ya que al ser nativos digitales se han adaptado rápidamente a la vertiginosa evolución de las mismas. Sin embargo, las redes sociales no sólo implican beneficios, sino también nuevos riesgos a sus usuarios.

En este punto, los menores son los más susceptibles a sufrir riesgos en Internet que van desde la suplantación de identidad, discriminación, ciberacoso, vulnerabilidad de datos personales hasta explotación sexual y pornografía infantil.

Por otra parte, el uso de redes sociales ha llevado al límite el equilibrio entre el ejercicio de los derechos fundamentales y los riesgos para el honor, el buen nombre y la intimidad, entre otros. En este sentido, el uso de las nuevas tecnologías ha permitido una nueva concepción en el campo de los derechos humanos que trata de dar respuesta a las necesidades de la sociedad de la información y que va a la par del desarrollo tecnológico.

En materia de protección de datos existen diversos instrumentos que otorgan directrices internacionales y nacionales para evitar que los niños sean susceptibles de los riesgos que las redes sociales conllevan, entre los que destacan la Convención de los Derechos de los Niños (1989), el Memorándum de Montevideo (2009), y para el caso de México la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (2010), sin embargo, los esfuerzos muchas veces han sido rebasados por la vertiginosa evolución de las redes sociales en Internet, lo cual deja al derecho un paso atrás en el ámbito tecnológico.

Para el caso de México, la Comisión de Acceso Digital de la Cámara de Diputados informó que el país encabezó la lista de víctimas de delitos informáticos a escala mundial durante 2010. Asimismo, es considerada la segunda nación con mayor producción de pornografía infantil, en donde las redes sociales significan un valioso catálogo para los pedófilos. En este sentido, el delito número uno contra menores es la pornografía infantil, seguido por el grooming (tipo de acoso que sufre el menor a través de imágenes explícitas para obligarlos a actuar bajo indicaciones de otra persona) y la pedofilia.

Las redes sociales en Internet son plataformas de comunicación en línea que facilitan a los individuos para crear o unirse a una red con usuarios de ideologías afines y que tienen una gran penetración entre los menores. En este sentido, los menores conciben las redes sociales como un espacio virtual y privado en donde pueden actuar y expresarse libremente sin tener plena conciencia sobre el control de su información, y las implicaciones existentes, ni mucho menos, sobre los abusos a los que podrían ser sujetos.

Los principales riesgos a los que se ven expuestos los menores en el uso de redes sociales son los siguientes:

-La utilización de datos personales proporcionados por los menores en redes sociales para distintos fines de los que originalmente fueron recolectados
-El uso de aplicaciones desarrolladas con el objetivo de recolectar información de un perfil determinado, las cuales funciona ofreciendo servicios o juegos llamativos para los menores, con la condición de poder acceder a los contenidos, tanto públicos como privados de su perfil. En relación a esto, destaca la geolocalización de los menores quienes sin tener una idea clara de los parámetros que controlan la actividad de diversas aplicaciones para redes sociales, las usan indiscriminadamente
-El control sobre la información que se comparte en redes sociales, ya que una simple solicitud de amistad puede poner al alcance del solicitante toda la información relacionada con el menor
-Aceptar a desconocidos en perfiles de redes sociales con la finalidad de ser usuarios activos
-La configuración predeterminada por la mayoría de sitios que administran redes sociales, ya que es de perfil abierto, lo que significa una menor privacidad de la cuenta de los menores. En este sentido, los sitios prefieren este tipo de perfiles porque permiten el financiamiento con publicidad digital
-Los perfiles de comportamiento obtenidos con la información que se revela combinada con tecnologías de recopilación de datos, lo que genera bases de datos que pueden ser para algunos la oportunidad para aumentar clientes en un negocio determinado y para otros la oportunidad de robar la identidad del menor o la forma de recolectar información de manera fácil y confiable por parte de los depredadores sexuales. Las computadoras al permitir un manejo rápido y eficiente de grandes volúmenes de información, facilitan la concentración automática de datos referidos a las personas de tal manera que las constituye un verdadero factor de poder

La sociedad de la información trajo consigo el desarrollo tecnológico y con esto la aparición de nuevas formas de comunicación, lo que ha replanteado el alcance y contenido de los derechos humanos tradicionales, reconociéndose así derechos relativos al ciberespacio y la libertad informática en los que la universalización del acceso a la tecnología, la libertad de expresión en la web y la libre distribución de la información juegan un papel fundamental.

Fuente: Dra. Andrea Mendoza, Investigadora de INFOTEC Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación.


Background Image

Videonota

Galería

Menores y protección de datos personales en redes sociales

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.