Background Image
Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco

Plantas Piloto como elemento de transferencia de tecnología: el caso del CIATEJ

Galería

Se presentan ejemplos de una efectiva combinación de la infraestructura de un Centro Público de
Investigación del sistema CONACYT y fondos federales y estatales para dar soporte a una
colaboración entre investigadores y empresarios/productores del sector agro alimentario del
estado de Yucatán para el desarrollo de nuevos productos alimenticios usando recursos locales.
Esta colaboración ha facilitado la transferencia tangible de propiedad intelectual, expertirse y
habilidades a los empresarios y productores locales permitiendo que el sector adicione valor a sus
negocios y ha permitido el tránsito de productores primarios a procesadores de alimentos,
incrementado de paso su competitividad.

La infraestructura que sirve como elemento central en esta colaboración, es la Unidad de
Tecnología Alimentaria del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado
de Jalisco (CIATEJ, A.C.) que cuenta con laboratorios de investigación y Plantas Piloto de
Procesamiento de alimentos (PPPA). Esta infraestructura ayuda a desarrollar nuevos productos, y
también a medir la calidad, las características físicas y químicas de los productos finales y sus
materias primas. El uso de las PPPAs ha permitido el diseño y desarrollo de procesos y equipos y el
escalamiento y optimización de procesos a nivel industrial con un riesgo mínimo para los
empresarios.

Fondos de financiamiento tales como el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), fondo federal
del Concejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y el Fondo estatal para emprendedores
del Estado de Yucatán (FONDEY), han sido fundamentales en este proceso, facilitando el trabajo
colaborativo entre los académicos y los productores y empresarios.

México es la 11ava economía del mundo y desde 1994 (cuando entra en fuerza el TLCAN) se ha
convertido en un país orientado hacia la manufactura y su industria agro-alimentaria cada vez
más está dirigida hacia el mercado. La industria de los alimentos y las bebidas es una de las más
importantes en el sector de la manufactura, en 2013 por ejemplo represento el 21,5% del PIB de
manufactura y el 3,7% del PIB nacional. Entre 2016 y 2017 la producción de alimentos presento
tasas de crecimiento más altas que aquellas de la economía total. Sus actividades más
importantes fueron la producción de productos de panadería y tortillas y procesamiento,
empacado y producción de carne. A pesar de esto, en la actualidad México importa el 43% de los
alimentos básicos que consume. Entre estas importaciones se encuentran los alimentos “listo
para comer” (ready to eat). En 2014, por ejemplo la importación de alimentos procesados desde
Canadá llego a un total de 585 millones de dólares canadienses, lo cual represento el 31% del
total de productos agroalimentarios exportados a México. De acuerdo con Servicio de Negocios
Canadiense (Canadian Trade Commissioner Service), la exportación de productos de alto valor
agregado hacia México se ha incrementado en los últimos 5 años.

Desde su fundación el CIATEJ ha estado transfiriendo conocimiento y tecnología a los sectores
industriales que atiende. En el estado de Yucatán el CIATEJ tiene presencia desde el 2002 y a partir
del 2014 cuenta con varios laboratorios de investigación y una planta piloto para procesamiento
de alimentos. Además, cuenta con una plantilla de investigadores altamente especializados que
vienen trabajando con los diferentes actores sectoriales y han podido identificar las necesidades y
requerimientos del sector agroalimentario y trabajar en forma conjunta en sus soluciones. Como

ejemplo se tiene el desarrollo de nuevas líneas de productos y el desarrollo de nuevos productos
para el mercado.

En el desarrollo de nuevas líneas se cuenta con el diseño, formulación y desarrollo de productos
de panadería horneados y nutraceuticos con actividad antioxidante y que además contiene un alto
grado de fibra. Con financiamiento del PEI por un par de años y acompañando una empresa local
tradicional, se desarrolló una nueva línea saludable de 6 productos reducidos en grasa, sodio,
azucares, altos en fibra y proteínas. A nivel de la empresa este desarrollo se maneja como un
secreto industrial y el acompañamiento del CIATEJ Sede Sureste se dio hasta el escalamiento
industrial, los productos ya se encuentran en el mercado.

Con relación al desarrollo de nuevos productos, en 2016 en colaboración con una organización de
productores locales y con financiamiento del FONDEY se desarrolló un proyecto de investigación
con el objetivo de establecer un proceso piloto para la elaboración de alimentos típicos regionales
en bolsas flexibles estériles que permitiera agregar valor a la organización de productores locales.
El resultado final del proyecto permitió la creación de una nueva línea productiva en la empresa
(cochinita pibil), confirió una larga vida de anaquel al producto desarrollado, posibilitando la
exportación a mercados internacionales y generando empleos directos y beneficiando a los socios
de la organización.

Podemos concluir que la creación de fondos de financiamiento especializados donde los
empresarios y productores en colaboración con instituciones de investigación local pueden
competir por financiamiento para hacer investigación que permita resolver sus problemas o
cumplir con sus necesidades a través de la innovación, son fundamentales para crear sistemas
locales de innovación que facilitan la transferencia tangible de tecnología y adicionan valor al
sector.

Dra. Patricia Ocampo Thomason
Directora Sede Sureste
CIATEJ

 

 



Galería

Plantas Piloto como elemento de transferencia de tecnología: el caso del CIATEJ

Ponemos a su disposición todos los archivos originales.
Para descargar las imágenes, favor de hacer clic en cada una de ellas.